Los ingresos pasivos son una gran oportunidad para que tu página web o blog genere más ingresos y aumente su rentabilidad. Se trataría de incluir una “pata” más a tu modelo de negocio intentando generar ingresos de forma automática, un sistema mecanizado o automatizado que no requiere de presencia física o de una actuación directa. Si quieres activar este tipo de ingresos, atento a lo que te vamos a contar.

¿Qué son los ingresos pasivos?

Un negocio pasivo requiere un sistema y que ese sistema se gestione automáticamente, generando ingresos sin realizar nuevas inversiones.

No necesariamente tiene que ser un negocio basado en internet, pero es más fácil que pueda tener éxito a través de internet, ya que por su naturaleza, es la plataforma perfecta para crearlo. 

Algunos ejemplos de ingresos pasivos

A continuación vamos a ver algunos ejemplos de ingresos pasivos que son muy habituales en internet;

Venta de productos digitales

Los productos digitales o también conocidos como infoproductos, son un tipo de productos que se basan en vender el conocimiento del autor. Es decir, productos cuyo máximo reclamo es aprender a realizar algo. El autor suele ser un experto en una determinada materia y crea un producto donde explica como realizar una  tarea.

Es una buena forma de ganar dinero. Requiere de una baja inversión y hay posibilidad de altos beneficios. Es un modelo de negocio válido para bloggers pero también para empresas. La venta de productos digitales podría perdurar en el tiempo toda la vida y casi se puede automatizar al 100%.

Venta de abonos a servicios digitales

Se trata de un modelo de negocio basado en subscripción que comercializa el acceso a un producto o servicio con una periodicidad bien mensual, anual o incluso personalizada a días.

No es un modelo de negocio nuevo, ya que periódicos, revistas, gimnasios entre otros, lo han llevado a la práctica. Ahora en internet, lo encontramos en portales de música, cine, series o canales de fútbol.

Este modelo de negocio es muy utilizado en internet por su gran flexibilidad ya que se pueden basar en una suscripción fija, ilimitada o acotada a un número concreto de servicios.

Publicidad de terceros en tu web o blog

Se trata de otra forma más de monetizar una web a través de la publicidad de terceros. Generalmente proviene de los anuncios que los anunciantes contratan a través del servicio AdWords de Google.

Esta publicidad por si sola es difícil que se convierta en un modelo de negocio, ya que se necesitaría mucho tráfico y es un modelo que está completamente en manos de terceros, con el riesgo que eso conlleva.

Comisión por venta de productos de terceros

Los modelos de negocio de afiliación están de moda, gracias a sus bajos costes de lanzamiento y su potencial rentabilidad, le hacen ser muy atractivos. Aunque lógicamente, como todo negocio, no es tan sencillo.

Este modelo es aquel donde el vendedor, que habitualmente es una empresa, establece una recompensa para aquellas personas o negocios, los afiliados, a cambio de que les lleve clientes o incluso pedidos.

Internet ha sido un gran impulsor de este tipo de modelos de negocio, ya que es fácil, sólo hay que incluir en la web o blog en cuestión, enlaces a esos productos de terceros y si algún visitante hace clic y acaba comprando, se aplicaría una comisión de venta sobre el dueño de la web o blog.

Lo cierto es que vivir de ingresos pasivos no es nada nuevo, pero si que la nueva economía digital da la posibilidad de aprovecharlos mejor. Si tienes un blog o alguna web que te gustaría monetizar, ponte en contacto con nuestro equipo. Estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *